15/Jul/2016 14:36

Ya he alquilado el barco, ¿qué meto en la maleta?

 
Para el que no ha navegado no es tan fácil de responder. Todos sabemos qué llevarnos si nos vamos a un hotel en el caribe, pero en un barco las necesidades cambian un poquito.
 
Lo primero, no se te ocurra llevar una maleta rígida con ruedas. Va muy bien para ir por el aeropuerto y tienen gran capacidad, pero ¿qué harás con ella cuando estés a bordo? Si no quieres tener que usarla como mesita de noche, te recomendamos llevar bolsas de deporte. Hay gran cantidad de marcas para elegir, pero lo importante es que puedan plegarse y guardarse en un cofre o debajo del colchón.
 
Ten en cuenta la época del año en la que navegas. En el mar siempre hace más frío que en tierra por lo que, aunque sea verano y pleno agosto, no olvides meter en la maleta pantalón largo, camiseta de manga larga y una chaqueta para las noches de charlas en cubierta, especialmente si llevas niños.
 
Siempre se recomienda que al menos la chaqueta sea impermeable porque tormentas de verano también las hay y no sabes cuándo te puede coger una.
 
Las chanclas están muy bien para ir a la playa y recomendamos llevar unas, pero si puedes hacerte con un calzado cómodo, flexible y cerrado mucho mejor (tipo los zapatos que se llevan para ir por las rocas). Este calzado te protegerá de algún que otro golpe y patinazo en cubierta. Los zapatos de suela negra descártalos y si eres mujer, esta vez olvídate de los tacones.
 
La compañía alquila sábanas y toallas, pero recomendamos utilizarlas solamente para las duchas. Para la playa, una toalla por persona es suficiente.
 
No olvides el protector solar de más de 50, es muy importante ir bien protegido. A bordo y con el reflejo del casco blanco, el sol es muy fuerte y son muchos los que notan las consecuencias en su piel. Por tanto, crema solar, crema after sun y gorra o sombrero no pueden faltar en la maleta. Con el viento suelen salir volando por lo que asegúrate de llevarte uno que te sujete bien.
 
¿Y qué pasa con los aparatos electrónicos? Un barco no es como una casa, los recursos energéticos están limitados a las baterías y si no quieres ser esclavo de ellas recomendamos utilizar el menor número de aparatos eléctricos. Sécate el pelo al aire libre, libérate al máximo de móviles y ordenadores y aprovecha para desconectar el mundo. Tienes la excusa perfecta, ¡estás perdido en medio del mar!
 
Las empresas de charter suelen alquilar dispositivos como routers para tener wifi a bordo.

+34 971 28 28 21